Síguenos en:
Ver presentación:
Cosas que hemos aprendido en la agencia

El trabajo es lo primero. Simplemente, asegúrate de que se haga. Escucha. Pregunta. Rompe el hielo. Sé rápido. Sé gracioso. Sé lo más organizado posible. Mantén a todo el mundo informado, incluso a los clientes. No dejes los presupuestos para el último momento. Facturar es lo primero: si no facturas, no cobras. Confía en ti mismo, no dependas de nadie. Nada es tan fácil como parece. Todo requiere más tiempo de lo que piensas. Si intentas complacer a todo el mundo, siempre alguien resulta contrariado. Sé tú mismo. Ten una opinión y prepárate para gritarla si hace falta. Di "joder" todo el día: "¡joder, joder, joder!". Piensa mientras comas, duermas, pasees, nades, a todas horas, pero piensa. Las batallas deben de ser peleadas y ganadas. Siempre hay un tope. El cliente puede tener la razón. Nunca olvides la marca ni el producto. Revisa los teléfonos, direcciones, webs y los textos legales. Haz una pausa (corta). Bebe mucha agua. Ten tacto. Sé claro. Sé amable con los proveedores y a los buenos mímalos, te suelen salvar el culo. Lucha los presupuestos. Sé justo. Haz que ellos también lo sean. Rompe moldes. Observa todo el día: en la calle, en el metro, en casa. Luego, aplica. Todo problema tiene solución. Acepta los marrones. No estás solo. Come algo. Pide consejo. Busca opiniones. Respétalas, escúchalas y rectifica si es necesario, o no. No presupongas nada. Pon un límite cuando sea el momento de hacerlo. Llega a las fechas de entrega sin comprometer la creatividad. Repasa siempre antes de presentar nada. Vuelve a repasar. Sé realista. ¿Se te escapa algo?, vuelve a repasar. Las impresiones nunca salen a tiempo, tenlo en cuenta. Dale vueltas y vueltas. Nunca hay una meta, es un maratón. Comparte los éxitos, no seas pedante. La palabra "fracaso" no existe. La palabra "imposible" sólo sale de tus limitaciones, por tanto, no existe. Tienes más recursos de lo que tú piensas. Haz lo que te haga feliz. No jodas todo el día con lo que no te haga feliz. Resuelve problemas, no esperes a que te los resuelvan. Si ves fuego, apágalo. Comparte tu responsabilidad. Culpar es malo. Ten respeto por tus compañeros. Somos un equipo. Mira mucho cine. Di "joder" todo el día: "¡joder, joder, joder!". Crea, no copies. Siempre que uno se dispone a hacer algo, hay que hacer alguna cosa antes. Las cosas hay que dejarlas reposar. Después, reflexiona y actúa. Provocar es proponer con convicción. El target en general es menos listo de lo que uno cree: simplifica. Cuanto más compleja y técnica, más fácil es la oposición. La culpa nunca está bien atribuida. Sometidas a presión, las cosas mejoran. Sonríe, mañana será mejor. Vigila tu espalda. Vigila tu culo. El cliente tiene tendencia a ser redactor, diseñador y creativo. El tiempo es dinero. El dinero importa… pero a veces no. Di "joder" todo el día: "¡joder, joder, joder!". Los clientes van y vienen… y vienen… y van… y vienen. No dejes nada para el último momento, siempre acaban saliendo más cosas. Cada día hay algo que aprender. Bueno, campeón, ¡deja de perder el tiempo leyendo y ponte a crear, joder! Sólo es un anuncio.